• Inauguramos la Torre 1 de Nostrum Diciocho
    19-09-2017

    Inauguramos la Torre 1 de Nostrum Diciocho LEER MÁS

    En el día de hoy realizamos la inauguración de la Torre 1 de Nostrum Dieciocho, por parte del desarrollador inmobiliario que ha revolucionado el mercado, Altius Group. El evento contó con la presencia de Autoridades Municipales y de Gobierno, junto con clientes, empresarios y medios de comunicación. El comienzo de la presentación estuvo a cargo de Mauricio Levitin, Director de Altius Group, quien habló sobre la historia del edificio, el desafío que presentó llevar a cabo un proyecto que planteaba entre otros desafíos la recuperación de una estructura abandonada por casi 40 años, y la satisfacción de verlo realizado. A continuación, el Alcalde del Municipio B Carlos Varela, resaltó el valor de la recuperación urbana brindado por varios proyectos de Altius e hizo especial hincapié en la importancia de ofrecer calidad y condiciones habitacionales para los habitantes de la zona. Como cierre, el Intendente Daniel Martínez señaló 4 grandes puntos: la importancia de creer que las cosas son posibles, encontrando oportunidades en los problemas, y trabajando con voluntad desde todas las partes para hacer realidad un proyecto de esta magnitud. Como segundo punto destacó el valor de brindar soluciones habitacionales de calidad, a una zona de gran importancia en la capital. Luego señaló la apuesta que implica para él este proyecto, ubicado en una zona turística de gran valor arquitectónico y de historia; que atrae y asombra a muchos extranjeros. Como punto final mencionó el trabajo que realizó con Altius en varios proyectos, y festejó el contar con gente emprendedora y que invierte para hacer de Montevideo una ciudad cada vez más bella. Cerca de 100 personas tuvieron la oportunidad de conocer el proyecto y recorrer las instalaciones y el apartamento modelo, La torre, ubicada en 18 de Julio y Tacuarembó, es la primera de 3 y presenta el diseño vanguardista y la innovación, sello de calidad Nostrum. Nostrum Dieciocho cuenta con 164 unidades de vivienda, en las que se incluyen monoambientes y apartamentos de 1,2 y 3 dormitorios, con acceso a 83 plazas opcionales de garajes y locales comerciales en planta baja. Los interiores se caracterizan por ser espacios muy luminosos, con amplias vistas y proporciones agradables. La Torre 1, recientemente inaugurada, cuenta con 48 apartamentos con entrega inmediata y ya se ha vendido el 60% de los mismos. Entre las Torres se desarrolla un amplio jardín interno con distintos sectores de recreación y un área de fitness. Todas las zonas cuentan con control de acceso con tarjetas inteligentes y cámaras de seguridad con CCTV. Las 3 Torres son coronadas con Salones de Usos Múltiples, ofreciendo cada uno parrillero, cocina, baño y amplias terrazas perimetrales de expansión. Un lugar con vistas despejadas desde donde se puede contemplar el Río de la Plata tanto hacia el norte como hacia el sur, así como los principales edificios icónicos que caracterizan la trama urbana de Montevideo. Ubicado en una zona consolidada y tradicional del centro de la ciudad, cuenta con todo tipo de servicios: supermercados, tiendas, locales comerciales, bancos, centros de salud, lugares de entretenimiento, clubes deportivos y centros educativos de distintos niveles. Rodeado de espacios públicos a pocos metros, el lugar brinda aire y dispersión en plena urbanidad. Al encontrarse sobre la principal avenida del país, cuenta con una vasta red de transporte hacia cualquier punto de la capital. Por información: www.altius.com.uy/dieciocho o 0800 8911

  • Demolición de edificio abandonado en esquina de Nostrum Dieciocho
    31-07-2017

    Demolición de edificio abandonado en esquina de Nostrum Dieciocho LEER MÁS

    Construirán tres torres de apartamentos en 18 de Julio y Tacuarembó: demolerán el edificio que lleva varios años abandonado El edificio, construido hace 50 años y actualmente abandonado, será demolido. En esta línea, Marcos Ramos, encargado de la demolición, explicó: “Estamos haciendo la demolición de la estructura existente, que tiene unos cincuenta y pico de años. Tenemos una tarea que implicó el corte de calle que va a demorar dos días. Antes tuvimos otra etapa. Y posteriormente tenemos dos meses. Se demuele todo lo existente y en otra etapa se retira el material con camiones”. Por su parte, el arquitecto de la futura obra señaló: “Vamos a comenzar con la torre tres, que es la del fondo, y luego con la torre dos. La torre uno se inaugura sobre mediados de agosto. Van a ser unas 150 viviendas, con locales sobre la avenida”.

  • Un histórico
    23-05-2017

    Un histórico "esqueleto" de 18 de Julio vuelve a la vida LEER MÁS

    En primera instancia estaba previsto que en el próximo mes de junio quedara inaugurada una de las tres torres del edificio Nostrum Dieciocho, un proyecto singular y millonario que recuperará al viejo esqueleto montado sobre la Galería Costa, en 18 de Julio y la calle Tacuarembó. Si no puede ver el interactivo haga click aquí Pero los futuros y primeros ocupantes deberán esperar un poco más, hasta agosto. Paros de la construcción e inclemencias del tiempo postergaron la terminación de las obras. La torre a inaugurar es una de las dos que darán a la principal avenida, frente a la iglesia del Cordón y lindera con el edificio en donde tenía su puerta de entrada la Asociación Uruguaya de Fútbol, durante décadas y antes de mudarse a la cercana calle Guayabos. El emprendimiento del grupo desarrollista Altius Group, que cambiará el paisaje de una zona muy transitada a diario, tendrá en total 142 unidades amparadas en los beneficios tributarios de la ley de vivienda de interés social. La torre que se inaugurará en agosto consta de 48 unidades de vivienda, habiéndose vendido ya el 50%; 42 son de dos dormitorios, hay cuatro monoambientes en el primer piso, un apartamento de tres dormitorios y otro de un dormitorio. Como en la actualidad, los locales comerciales estarán en la planta baja, frente a 18 y también a Tacuarembó, cuando culminen las obras de las siguientes dos torres, en 2019. Además de la planta baja y el entrepiso, las torres 1 y 2 tendrán 10 plantas tipo, mientras que la torre 3 llegará a 7 plantas. Todas las torres dispondrán de salones de usos múltiples panorámicos en sus coronamientos y contarán con acceso independiente a los garajes: 83 plazas que se comercializarán de forma independiente. En el nivel 13 se proyectó un área de usos múltiples con amplia terraza perimetral de expansión, solárium, parrillero, baño y cocina, totalmente equipados. En el nivel de entrepiso se desarrollará un amplio patio urbano, "una gran plaza" con sectores enjardinados para el esparcimiento de la familia y amigos, en un entorno seguro. Mural. En la fachada del edificio se reconstruirá el mural del artista Dumas Oroño, un bajorrelieve en hormigón armado, ubicado desde 1968 en el interior de la Galería Costa. Oroño (1921-2005) integró el taller del maestro Joaquín Torres García y se destacó como muralista. El retiro de su obra debió realizarse porque con el nuevo proyecto arquitectónico desaparecerá el patio que había en la galería. La salvaguarda del valioso bajorrelieve se logró gracias al acuerdo de los empresarios con las hijas del artista, Tatiana y Helena Oroño, y después de encontrarse como solución un registro en 3D de la totalidad de la obra, para preservarla con fidelidad mediante réplicas construidas en el mismo material del mural original. Además de la réplica que será ubicada en la fachada del nuevo edificio, los moldes permiten varios reusos, por lo que en el futuro podría realizarse un nuevo mural en otra ubicación. Papeleos. El esqueleto del edificio, que durante décadas apareció como una pesada y horrenda mole, había sido producto de obras que quedaron paralizadas en el año 1979, afectando a muchos promitentes compradores que adquirieron hace décadas las futuras unidades en el pozo y se murieron con las manos vacías, y sin derechos a reclamar. En tanto crecían las deudas con la Intendencia de Montevideo, fallecieron también los primeros emprendedores, y nadie pagaba un peso por tributos. La presentación de un nuevo permiso de construcción para las torres llegó a dilatarse hasta el 2015 y recién a fines de ese año comenzaron los trabajos de limpieza del lugar. La nueva y esperada obra se dio por iniciada en 2016. Discusiones en torno a los plazos y proyectos. La propiedad del esqueleto de ladrillos y cemento dio mucho para hablar durante casi cuatro décadas sin avance de obras. Las traslaciones de dominio y las prórrogas de plazos en lo referente a los beneficios en la reliquidación de los adeudos se comprobaban cada tanto, cuando alguien reclamaba derechos, mostraba voluntad de pago y pedía refinanciaciones. Mientras tanto aparecían propuestas desde diversos sectores. Cuando era edil, durante la anterior administración municipal, el nacionalista Edison Casulo preguntó por qué no se decidió ceder el edificio al Ministerio de Vivienda. Otros discutían hasta cuándo sería viable mantener vigentes plazos para la realización de una nueva obra basada en la estructura de la anterior. Por resolución de la Intendencia, el 17 de julio de 2014, la Junta Departamental facultó un plazo adicional de 24 meses para terminar las obras, en tanto se cancelaran deudas refinanciadas. ------------ En Carrasco, frente al mar, resucitan un edificio icónico. Art Déco: el diseño de reconversión respeta el estilo del ex hotel. Después de que naufragara en la rambla de Carrasco un proyecto de viviendas y oficinas que suponía una inversión de US$ 18.000.000 para reconvertir al viejo hotel Bristol, después denominado Riviera, ahora se anuncia que otros emprendedores comienzan a cumplir con un nuevo proyecto. La iniciativa que no prosperó, llamada Art Rambla e impulsada por Alpes Property Management y la Constructora Sudamericana, es retomada por Altius Group, que mantiene al estudio de arquitectos Gómez Platero, que ya estaba involucrado en el anterior proyecto. El actual cambió de nombre, fue bautizado Bilú Riviera y será un edificio de siete pisos con espacio para 22 viviendas y una zona de oficinas. Los apartamentos serán de uno, dos y tres dormitorios, y sus precios variarán entre los US$ 200.000 y US$ 3.000.000, según los metros de construcción y la panorámica envidiable de algunas de las residencias, que estarían listas dentro de dos años. Los apartamentos ocuparán 7. 030 metros cuadrados y las oficinas 4. 650 metros cuadrados. La propuesta de reforma conserva el tratamiento expresivo del edificio original y respeta su organización interna, consiguiendo mejores vistas. En su fachada norte se adosa un cuerpo de uso residencial que transforma la antigua medianera en una nueva fachada. Y sobre el lateral del exhotel se adosa un nuevo edificio, disponiendo así de un amplio espacio con destino a oficinas. Cuenta con un lobby de acceso en doble altura, amplio y con gran calidad espacial para recibir a los usuarios, tres niveles de oficinas, y un estacionamiento en subsuelo para todo el complejo. También ya se está remodelando la casona y su jardín del padrón lindero, que son un conjunto arquitectónico de alto valor patrimonial de inspiración andaluza. Riviera fue el último nombre del icónico edificio frente al mar, construido con destino de hotel en 1925, como un adelantado ejemplo del art déco que irrumpía en el mundo.

  • IMM amplió el plazo para reconstruir un
    15-06-2015

    IMM amplió el plazo para reconstruir un "fósil" de 18 LEER MÁS

    Ni el nuevo boom de la construcción que se expande por los barrios de Montevideo ha podido hasta ahora revertir la situación del esquelético dinosaurio de la avenida 18 de Julio y Tacuarembó, cuyas obras se abandonaron en 1979. Pero hay novedades en trámite; un grupo de construcción español que está efectuando varios proyectos en distintos barrios de Montevideo adquiriría el inmueble para efectuar viviendas de interés social. A fines de febrero de este año, ingresó en la Junta Departamental una resolución de la Intendencia para que fuese aprobado un nuevo plazo de 7 meses prorrogables a 3 más para que se presente un nuevo permiso de construcción, a solicitud del particular que es propietario del terreno y edificio estancado, y de un promitente comprador. La dueña (Claudia Monichon) había establecido el 28 de noviembre de 2014 una promesa de compraventa del edificio, conocido como el de la Galería Costa, por la suma de un millón quinientos mil dólares. La carta. En documento dirigido al entonces director de Recursos Financieros de la IMM, Arturo Echevarría, la futura vendedora explicaba, el 9 de diciembre de 2014, que pedía una ampliación de plazo al haber vencido el de 120 días establecido en el decreto 35.190 del 17 de julio de ese año, a efectos de presentar un nuevo permiso de construcción. Como futuro comprador figuraba Mauricio Levitin, un desarrollista inmobiliario que realiza varios proyectos de alto impacto en Montevideo, como la culminación de las obras en la exFábrica Alpargatas, "Altos del Libertador", todos los emprendimientos Nostrum, o el Bilu Carrasco y Smart Office, según se indica en la propia carta dirigida a la Intendencia. Los firmantes señalan que, como todos los proyectos Nostrum, el edificio a construirse en 18 de Julio quedará amparado por los beneficios de la Ley 18.795 (de Vivienda de Interés Social) y por lo tanto debe ser aprobado antes por la Agencia Nacional de Vivienda. La preparación del proyecto y todos los planos demandaría 90 días y la Agencia podría tomarse hasta 120 días para expedirse en el asunto. Puja legislativa. En la sesión del parlamento capitalino, el pasado 9 de abril el edil Mario Barbato dijo que la bancada del Partido Colorado se oponía a una prórroga de plazos puesto que ya se había otorgado en 2014 una de 24 meses para la culminación de las obras. "Ha pasado un plazo de nueve meses y las gestiones continúan a fojas cero", sentenció el edil Barbato. En el plenario, de todos modos, la prórroga se resolvió con 21 votos en 23. El edil nacionalista Juan Curbelo señaló que su bancada votó a favor teniendo en cuenta que la principal avenida "merece el esfuerzo de ser parte de la solución y no del problema", pero agregó que "el procedimiento ha sido errático", y que se deberá "verificar y generar controles estrictos para saber a quién le estamos ofreciendo o brindando estos beneficios". El edil frenteamplista Eduardo Lucas (MPP), manifestó que la política de la Intendencia para intentar incorporar al tejido urbano edificios como el de la Galería Costa, "ha tenido dificultades", pero que debe seguir apostándose a eso con la exigencia de que el beneficiado "esté al día con los convenios respectivos y con los tributos". Mientras pocos locales comerciales continúan abiertos, y prosiguieron los desalojos de precarios, la galería continúa escondiendo (más que atesorando) un mural de Dumas Oroño, y provocando ante la comuna denuncias de vecinos y comerciantes que residen en fincas linderas, afectadas por humedades y mosquitos cuando las lluvias invaden la penosa mole del Cordón. Galería Costa, Junta Departamental, Intendencia de Montevideo. Junta Departamental, Edificio Galería Costa Idas y vueltas. En noviembre de 2012, la empresa Adefil S.A. pretendía comprar y reconstruir el edificio. Nation S.A. era el dueño. El edil frenteamplista Jorge Buriani declaraba a El Observador que las partes buscaban una "fórmula de sanación" de los tributos impagos para acordar un importe de compra. La exoneración a Nation se calculó en US$ 2 millones por concepto de multas y recargos generados desde 1979, cuando se abandonó la obra del Cordón. Por el decreto 34.455 del 29 de noviembre de 2012 se facultó a la Intendencia a reliquidar las deudas de Nation y se la exoneró del 75% del impuesto a la edificación Inapropiada. La condición establecida fue que se culminaran las obras en un plazo de 36 meses. De no ser así se daría "la reactivación total de la deuda original con la multa y los recargos correspondientes". El 27 de mayo de 2013 se estableció una prórroga de 45 días de las facultades establecidas en el decreto 34.455, ante una gestión del señor Oscar Pereyra, quien figura entonces como promitente comprador del padrón 942 en donde está el edificio inconcluso de 18 de Julio. Se daba ese nuevo plazo "a fin de obtener la documentación faltante de la empresa Nation y la emisión del Certificado Único para Enajenar". En abril de 2014 aparece otro supuesto propietario del bien y denuncia que por el plano real debía pagar tributos por 48 locales comerciales. Pero había otro plano apócrifo que exigía pagos a la IMM por 56 locales. Panorama deprimido en la principal La administración de la Intendencia de Montevideo ha tolerado varios retrasos en el cumplimiento de lo acordado con sucesivos propietarios del edificio de 18 de Julio y Tacuarembó, cuyas obras se paralizaron en 1979. La presentación de un nuevo permiso de construcción se sigue dilatando. Al daño sufrido por promitentes compradores que adquirieron hace décadas futuras unidades en el pozo, se suma la alteración del perfil urbano y una avenida principal muy afeada. Prórrogas que la IMM concedió en el año 2014. La masa de ladrillos y hierros de 18 motivó en los últimos años diversas propuestas. El edil nacionalista Edison Casulo llegó a preguntar por qué no se decidió ceder el edificio al Ministerio de Vivienda. Mientras tanto, las traslaciones de dominio y las prórrogas de plazos en lo referente a los beneficios en la reliquidación de los adeudos continuaron comprobándose. También se discutió hasta cuándo resulta viable mantener vigentes los plazos para la realización de una nueva obra basada en la estructura de la actual. El 13 de junio de 2014, en la interna de la administración comunal surgió la duda, en la medida que el decreto 34.455 fijaba un plazo para terminar las obras pero no para la presentación de un proyecto. En base a una resolución de la Intendencia, el 17 de julio de 2014, la Junta Departamental facultó el otorgamiento de un plazo adicional de 24 meses para terminar las obras, en tanto se cancelaran deudas refinanciadas. Por el decreto, en 120 días debería haberse presentado el nuevo permiso de construcción. Galería Costa, Intendencia de Montevideo, Junta Departamental. Las dos bibliotecas en interna comunal. Ante el dilema de la Intendencia en cuanto a si era pertinente extender los plazos que al final se concedieron en julio de 2014, la asesoría legal del departamento de Recursos Financieros dictó un informe el 20 de junio de ese año dirigido a la división Administración de Ingresos. Se sostuvo que el beneficio fiscal concedido en 2012 por el decreto 34.455 "se sujetaba a la condición resolutoria de que en el plazo de 36 meses a partir de su promulgación, las obras se culminaran. No fue un plazo para presentar un permiso de construcción sino que se trataba de un plazo integral, en el que la meta era terminar la obra y que por tanto implicaba presentar un nuevo permiso de construcción (se mantuviera o no el proyecto original, el permiso de construcción inicial está caduco)". Se agrega que, entre más motivos, fue gracias al decreto de 2012 y el convenio de financiación de tributos adeudados, que se dio la traslación del dominio del inmueble.

back to nav