Justicia otorgó al Gobierno custodia de la Estación de AFE, que se abrirá para el Día del Patrimonio

El ministro Víctor Rossi informó que tras el cerramiento, limpieza y alumbrado del predio, se hará un llamado a iniciativas e ideas para desarrollo de proyectos.

El ministro Víctor Rossi informó en el Consejo de Ministros que la Justicia resolvió entregar al Poder Ejecutivo la custodia de la Estación Central de Ferrocarriles General Artigas, en Montevideo.

Ante ello, indicó que el Gobierno procurará cambiar el cerramiento, limpieza y alumbrado del predio para habilitar la visita del público el 6 y 7 de octubre (Días del Patrimonio) y luego se analiza concretar un llamado a iniciativas e ideas para desarrollo de proyectos.

"Se nos comunicó la resolución judicial de entregar al Poder Ejecutivo y al Ministerio de Transporte la custodia de la Estación Central de Ferrocarriles General Artigas y de los dos padrones contiguos de playas de maniobras para disponer del mantenimiento del área", informó Rossi, ministro de Transporte y Obras Públicas.

En ese tenor, Rossi indicó que el Gobierno exploró la posibilidad de recuperar para uso púbico un bien de enorme importancia para Uruguay y que "demasiados años quedó en situación de indefinición por consecuencia de una larguísima sucesión de aspectos judiciales".

"Los elementos que deberá definir la Justicia siguen su curso, pero nosotros en lo inmediato queremos reponer algunas condiciones que traten con dignidad este edificio", valoró.

Añadió que, una vez que la Justicia comunique la fecha de entrega a custodia del predio, se invitará a los medios de comunicación a recorrer el lugar y observar la situación. Además se procurará cambiar el cerramiento, limpieza y alumbrado con el objetivo de habilitar el 6 y 7 de octubre, cuando se celebra el Día del Patrimonio en Uruguay, la visita a la población en general.

"Será una oportunidad interesante para muchas familias cuyos hijos no conocen que hay adentro de ese edificio tan maltratado", asumió Rossi. Luego se plantea concretar un llamado a iniciativas e ideas, para desarrollo de proyectos de recuperación del área de manera de poder utilizar esa estructura valiosa a la que le falta mantenimiento.

También recordó que en el presente es la Administración Nacional de Puertos quien se encarga del mantenimiento de la playa de maniobras y la Prefectura Nacional Naval protege el predio ante posibles ocupantes.

"Tenemos ejemplo de recuperación patrimonial, como el Mercado Agrícola de Montevideo, y hacerlo con esta estructura valiosísima será una maravilla", resaltó. "Tenemos ideas y estamos preparando iniciativas", abundó.

Un poco de contexto

En 1997 el Estado realizó un llamado a interesados para darle destino a la Estación de AFE y las playas de maniobra de los trenes. Lo hizo a través de Saduf S.A., propiedad del Banco Hipotecario del Uruguay. Dos años después del llamado, la compañía Glemby S.A. obtuvo la concesión del lugar por 50 años, con el objetivo de desarrollar un proyecto inmobiliario con torres de apartamentos y oficinas, playa de estacionamiento e incluso un hotel cinco estrellas.

Las idas y vueltas de esa licitación derivaron en varios pleitos y una demanda al Estado por más de 1.000 millones de dólares realizada por el titular de Glemby.

La firma debía entregar un total de 7 millones de dólares, de la que abonó una primera cuota de 250.000 dólares. La segunda cuota nunca fue entregada, porque el predio no le fue otorgado en su momento, debido a que el BHU se lo había dado en comodato a AFE de manera provisoria hasta que culminara la construcción de un nuevo edificio para trasladar sus oficinas.

El empresario Fernando Barboni, titular de la empresa, presentó una demanda aduciendo que no le entregaron "en tiempo y forma" el edificio de la estación de Central de AFE y su playa de maniobras. Por ese motivo, reclamaba un "lucro cesante" que ascendía a 1040 millones de dólares.

En 2011, cuando el Estado contestó la demanda, le ofreció a Glemby S.A. la entrega de los bienes y la empresa nunca los recibió, aduciendo que debían pagarle por daño emergente y lucro cesante.

Originalmente la Justicia había fallado a favor del empresario, pero luego rechazó la demanda del empresario.

(En base a información de Presidencia)

back to nav